Guion: ‘¡Ya!’ Por Luis Rosa

¡YA!

ESCRITO POR

LUIS ROSA

  1. EXT. CALLE. NOCHE.

Oscuridad. Escuchamos la respiración agitada de alguien. Vemos las cadenas de una bicicleta en movimiento con velocidad.

Lleva una mochila de una empresa de reparto a su espalda.

Sus manos están firmemente sujetas al manillar, su respiración aumenta.

De repente, frena en seco. Parece haber llegado a su destino. Su respiración disminuye. Saca el móvil, que le destella con luz.

El ciclista se llama ANTONIO (33)

Sale título.

Fondo negro total y letras amarillas.

¡YA!

  1. EXT. ENTRADA HOTEL. NOCHE.

SMASH CUT TO:

Antonio se guarda el móvil en el bolsillo y mira al bloque de oficinas.

Es una torre oscura.

Antonio suspira, se baja de la bicicleta y la encadena al lado de la puerta, acto seguido, entra mochila en mano al edificio.

  1. INT. PUERTA PASILLO HABITACION. NOCHE.

Antonio llama a la puerta de la habitación.

Tardan en contestar y vuelve a llamar.

Pero justo cuando va a hacerlo, abren la puerta. Es la

recepcionista de la oficina.

Ella está tras la puerta, prácticamente cómo si se quisiera

esconder.

ANTONIO

Ho-hola. Vengo a entregar unas

hamburguesas.

Levanta la mochila y se la muestra.

ANTONIO (CONT’D)

¿Puedo pasar?

La recepcionista mira extrañada.

RECEPCIONISTA

No. Aquí nadie ha pedido nada.

Breve silencio.

ANTONIO

¿Como que nadie ha pedido nada?

RECEPCIONISTA

No hay nadie en la oficina ¿No ve que

ya es muy tarde? Todos se han ido.

ANTONIO

Pero vamos a ver, que pone aquí-

RECEPCIONISTA

Yo le digo que aquí no ha pedido nadie

nada, y ahora si no le importa

marcharse…

La recepcionista le intenta cerrar la puerta.

ANTONIO

¿Entonces que hago con las

hamburguesas? Que las he pagado yo,

joder.

RECEPCIONISTA

Eso no me incumbe. Si es tan amable de

irse.

Le cierra la puerta.

Antonio se queda paralizado delante de la puerta.

Idiota…

ANTONIO

Susurra.

La recepcionista observa a Antonio por la mirilla.

Antonio se marcha.

La recepcionista coge el teléfono y envia un mensaje

RECEPCIONISTA

(al teléfono)

Ya

  1. EXT. ENTRADA HOTEL. NOCHE.

FADE OUT.

Antonio camina a su bici mochila en mano, cuando llaman a un móvil. Suelta la mochila para sacar el móvil de su bolsillo, pero no es el suyo al que llaman.

Conforme se acerca a su bici, el teléfono suena más fuerte.

Ve un paquete encima del sillín y a su vez, el teléfono móvil al que llaman.

Antonio coge el móvil y contesta exaltado mientras mira el

paquete.

ANTONIO

¿SÍ?

SECUESTRADOR

Cálmate, la recepcionista era una

borde, no tenia derecho a echarte de esa manera ¡Solo estabas haciendo tu trabajo! ¿Que se esperaba? ¿Qué le dieras las gracias por echarte?

¿Cómo?

ANTONIO

SECUESTRADOR

Que yo no tengo la culpa de que la

recepcionista haya sido fría contigo. Cuanto antes me hagas las preguntas adecuadas, antes empezaremos.

ANTONIO

Veras, son las doce de la noche, he ido

a comprar dos hamburguesas y llegado al hotel este, y de repente, el recepcionista me dice que aquí no han pedido nada, y tú, me dejas un paquete, que no sé qué es ¿y dices que me calme? Además ¿Empezar el qué? ¿Te crees que esto es SAW?

SECUESTRADOR

Más o menos Antonio, pero te

recomiendo que tires las

hamburguesas, no os va a apetecer

después de esto.

ANTONIO

¿”Nos”? ¿Además?

¿¿Quién te ha dado mi nombre??

SECUESTRADOR

A ver, piensa un poco por una vez en

tu vida ¿Qué mujer que conozcas

siempre pide una normal sin

pepinillos y con mucha mostaza?

Antonio se pone muy nervioso y se queda sin habla. Sabe de quien habla.

ANTONIO

No sé quién coño eres pero voy a

colgar.

SECUESTRADOR

Saludare a Christine de tu parte.

El secuestrador cuelga.

ANTONIO

Joder…

(mira el teléfono)

Antonio coge su teléfono y llama a Christine.

Tres pitidos.

Contestan.

ANTONIO (CONT’D)

¿¡Christine!?

SECUESTRADOR (fingiendo una voz de mujer

muy histriónica)

¡Hola Antonio! Ahora no puedo

ponerme, estoy con otro. Luego te

llamo ¿Vale?

ANTONIO

¿¿Dónde está Christine??

SECUESTRADOR

¿No te lo has creído ni un poquito? A

lo mejor me he pasado un poco… Christine Está bien ¡Es muy guapa, por cierto! Has tenido suerte al encontrarla. Mira, te la paso.

El secuestrador anda hacia Christine y nosotros lo escuchamos. Christine está llorando.

ANTONIO

¿Christine te han hecho algo?

CHRISTINE

No…

Antonio mira el paquete. El envoltorio es llamativo, cuanto

menos.

ANTONIO

¿Qué quieren? ¿Qu-que hay en el

paquete?

CHRISTINE

… No lo sé…

El secuestrador le grita para que le devuelva el teléfono.

ANTONIO

¡¿Christine!? ¡¿Christine!?

El secuestrador le arrebata el teléfono.

Silencio.

SECUESTRADOR

Antonio… Tengo a tu novia en

frente… Podría hacer cualquier cosa con ella… ¿Y tú eres tan superficial como para solo preocuparte por el paquete? No pareces quererla mucho.

SECUESTRADOR (CONT’D)

¿Vas a hacerme las preguntas

correctas, Antonio?

ANTONIO

¿Qué es lo quieres?

SECUESTRADOR

¡Esa es la actitud! Vas a coger el

paquete y lo vas a llevar hasta el

sitio que está marcado en el GPS, y

nada de hablar con la policía

¿Entendido? Ah, por cierto, tienes

quince minutos para llegar, o ella

estará en tu próximo paquete. El

tiempo corre ¡Chao!

El secuestrador cuelga.

Antonio se queda paralizado, se aparta el teléfono lentamente de la cara.

Coge el paquete y lo mete en su mochila de repartidor.

Se monta rápidamente en la bicicleta, coge el móvil que le han dado y lo mira.

Sale a toda prisa.

Un coche arranca y sale tras él.

  1. EXT. CALLE. NOCHE.

Antonio respira irregularmente y pedalea tan frenéticamente

como sus gemelos le permiten.

CLICK.

Algo se ha roto.

Antonio cae debido a la fuerza que ha hecho al pedalear.

Antonio se levanta y comprueba que el paquete este en buen

estado.

Su rodilla izquierda sangra, a él parece no preocuparle debido a la adrenalina. Se acerca a su bicicleta para comprobar que ha pasado, una de las ruedas gira sin cesar.

Antonio coge la cadena y comprueba que sufre una laceración. No la suelta y con la misma mano, mira a su teléfono móvil y comprueba que el tiempo se le acaba.

Suena un timbre.

Es un ciclista de su misma empresa de reparto.

Se miran. Se crea un gran silencio.

Antonio golpea con la cadena al ciclista y le roba la bici.

Antonio se envuelve la mano con la cadena, para hacerle lo mismo al secuestrador.

Antonio se aleja, mientras que el ciclista, se duele del golpe en la acera.

  1. EXT. PARQUE. NOCHE.

Antonio llega veloz al lugar donde lo han citado.

Aparece el coche que lo iba siguiendo durante el trayecto, del cual, se bajan dos hombres y corren tras él.

Antonio los ve e intenta huir con la bicicleta.

Antonio va tan rápido que no ve un bache en su camino y cae al suelo.

Antonio se desmaya.

SMASH CUT TO:

FADE IN:

Antonio abre los ojos lentamente, debido al ruido.

El secuestrador aplaude y arenga a Antonio.

SECUESTRADOR

¡Muy bien Antonio! ¡Qué gran

espectáculo nos estas dando!

Los matones que los perseguían en el coche lo arrastran hasta el lugar donde está el secuestrador y Christine.

Lo ponen de rodillas y lo agarran del hombro.

Está maniatado con una cuerda. Intenta soltarse, pero es

imposible.

SECUESTRADOR (CONT’D)

Incluso le has “tomado prestada” la

bicicleta a una persona para llegar

antes ¡Debes quererla mucho!

Enfrente Christine, también de rodillas y el secuestrador de

pie, saca su móvil.

SECUESTRADOR (CONT’D)

Por eso… es una pena…

Se acerca a Antonio.

El secuestrador le enseña a Antonio el móvil.

SECUESTRADOR (CONT’D)

Que hayas llegado tarde.

El móvil muestra un cronometro que marca 15 minutos y 10

segundos.

SECUESTRADOR (CONT’D)

Ya sabes lo que significa eso Antonio, lo siento mucho, así son las reglas

del juego.

El secuestrador se vuelve a colocar detrás de Christine, saca una pistola de su pantalón y apunta a la cabeza de Christine.

Antonio rabia de ira y grita. Intenta desatarse, pero es

imposible. Christine llora.

Justo antes de terminar de pulsar el gatillo del arma.

SECUESTRADOR (CONT’D) ¿todavía no sabes de que va esto, no,

Antonio?

Antonio suda y respira agitadamente. No responde.

SECUESTRADOR (CONT’D)

Abre el paquete, no seas tímido.

Uno de los hombres que lo había derribado, lo desata con un cúter. Le deja la mochila de reparto enfrente de él.

Antonio cae al suelo extenuado.

SECUESTRADOR (CONT’D)

Vamos Antonio, un último esfuerzo.

Sus músculos pesan como metal. Sigue sin poder moverse.

SECUESTRADOR (CONT’D)

Si abres el paquete me pensaré lo de

matarla, te lo juro.

Intenta moverse. No consigue abrirla.

CHRISTINE

Ábrela, por favor.

Antonio consigue moverse. Se arrastra hasta la mochila la abre. El secuestrador vuelve a apuntar a Christine.

Contiene una caja pequeña, dentro de ella, un anillo.

Rápidamente Antonio mira a ambos. El secuestrador dispara.

Solo es confeti.

Luces destellan a Antonio. Por su expresión podrían haberle

dejado ciego.

Antonio no oye nada. Solo sonido de estática.

Aparece un cámara junto a los hombres que lo han perseguido en el coche. Christine se levanta y el secuestrador le abraza ante las cámaras.

El secuestrador se revela como el presentador.

PRESENTADOR

Ya lo ven, Christine ahora sabe que

Antonio daría todo por ella. Vamos a ver qué piensa Antonio de todo esto.

El presentador se abraza a Antonio, aunque este se queda

impasible.

PRESENTADOR (CONT’D)

¿Te hemos pillado desprevenido, eh? Antes de nada, te quería decir que lo

de robar la bici ha estado genial, nuestros anteriores participantes no lo habrían hecho…

La bici esta tirada al fondo del pasillo, la rueda delantera gira sin freno.

PRESENTADOR (CONT’D) ¡Pero tú has llegado antes por ello y tenemos que felicitarte por que has

batido- RÉCORD DEL PROGRAMA, UN

APLAUSO POR FAVOR!

El presentador aplaude fervientemente.

PRESENTADOR (CONT’D)

¡Eso quiere decir que has ganado una de nuestras fantásticas botellas de vino! ¿Vamos a probarla, no, Antonio?

El presentador muestra la botella a cámara. Antes de preguntar la estaba abriendo. Dos realizadores le entregan dos copas. El presentador rellena la suya y la de Antonio.

Antonio sostiene la copa, pero ni si quiera la mira. Sólo mira a Christine.

El presentador le da un pequeño trago mirando a cámara.

PRESENTADOR (CONT’D)

Sublime…

El secuestrador deja la botella a un realizador. Mientras que a Antonio le quitan la copa.

PRESENTADOR (CONT’D)

Antonio, mira.

Recoge la caja del anillo que estaba en el suelo y se lo enseña.

PRESENTADOR (CONT’D)

Esto es lo único por lo que debes

preocuparte ahora. Tu tienes la

última palabra.

Se toca el pinganillo de la oreja

PRESENTADOR (CONT’D)

Si… me dicen que no lo digas aun.

Tenemos que irnos a publicidad. Un anuncio y volvemos, aquí, en “¡Ya!”.

El secuestrador tiene sujeto a Antonio de un hombro.

Despide el programa con una gran sonrisa.

CAMARA

3… 2… 1… ¡Corten! Has estado muy

bien.

PRESENTADOR

Como siempre.

El secuestrador deja de sonreír y todo el equipo se va.

Antonio y Christine se quedan solos, ella sonríe.

Pero él, es incapaz.

CAMARA

3… 2… 1…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s