Relato: ‘Autobús’

Apoyaba su cabeza en el cristal templado del autobús, vibraba, llovía, le encantaba ver las gotas impactando contra el cristal.

No sabía donde se dirigía, ni cuánto tiempo llevaba ahí. Se imaginaba el futuro, las distintas posibilidades de sus actos pasados, donde lo hubieran llevado en ese mismo instante; sonreía al destino.

El reloj estaba parado, no avanzaba, el agua flotaba en el aire, el viento no movía los árboles, las hojas no caían al suelo, el autobús avanzaba.

Era joven y a la vez se pudría siendo anciano, nacía y renacía en su asiento, no sabía su edad, ni que año era.

El calendario no pasaba, otoño eterno, lluvia pausada en esa dimensión.

Se imaginaba en qué línea de tiempo estaría, si podría acceder a las demás, si en alguna de ellas actuó bien. Si en alguna no hizo todo el daño que ahora le come por dentro, pero sonríe al destino, todo está a punto de cambiar.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s