Relato: ‘Sueño’

Mientras dormimos el mundo se para, cerramos los ojos, tu y la infinidad, el foco se enciende en nuestra cama, el suelo se convierte en vacío, el techo en galaxias.

Se pausa el mundo fuera, poco a poco, se van apagando las diversas zonas de nuestro cerebro, solo queda la creatividad, irónico, es la que más esfuerzo requiere para algunos.

Soñamos, piezas unidas de actos que nunca cometimos, deseos que nunca cumpliremos, barrera a superar, película con presupuesto ilimitado.

Las hojas de los árboles zarandean por el viente, a veces es la nieve la que inunda las calles, otras, la lluvia la que se lleva todas las hojas del otoño, da igual, en Oniria nada importa, allí ella vuelve a estar.

A veces duele saber que no era real al despertar, todo vuelve, máquina del tiempo, podemos sentir el tacto, saborear unos labios, abrazar a la añoranza, optar por otros caminos que en el pasado no elegimos.

Soñar puede doler, nadie nos enseña, ni nos entrena, caemos en un agujero con clavos, otras simplemente ni nos acordamos, ¿dónde caen los sueños que no recordamos? ¿Eran insignificantes? ¿Eran algo más que recuerdos conexos? ¿Deseos lascivos? ¿Deseos más oscuros y perversos de lo más profundo de nuestro ser?

Lo importante es que el mundo se para, el dolor y la felicidad sufrida en los sueños, en Oniria queda, no podemos planearlos, solo guiarlos por nuestras emociones, fuera la realidad aguarda y el lobo aúlla, fuera, no entre edredones y con la luz apagada.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s