Relato: ‘El Bastión de los Sueños’

El último bastión que queda de libertad; anómalo e inverosímil, la fortaleza de normalidad de los que llaman locos, la gracia de los desdichados.

Allí nada tiene sentido, las mentes más perversas se confunden con los que despiertos parecen más formales; nada es lo que parece, no hay restricciones.

Está desprotegido, es ingobernable, no existen reyes ni nobleza, a pesar de que el poder es ilimitado, todos somos de la misma condición humana.

No hay pobreza ni enfermedades, meros organismos inmortales de codicia, la tecnología ni la guerra pueden incidir o regular en este reino de los cielos.

Todo está del revés, las perspectivas no importan y las maldades no tienen sitio.

No hay restricción de edad ni amenazas, nadie puede causar el caos, y si esta libertad se amenaza, se le transporta al mundo de las pesadillas, donde todo sangra y el corazón teme.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s