Relato: ‘Balas de cristal’

Balas de cristal en tu marco de marfil.

Veo un muelle de Manhattan en blanco y negro, suena jazz de fondo.

No te vas y no te irás jamás.

Aún te veo pasando de mi mano, con el humo del cigarro pintando estelas en el aire.

Nunca te irás de mi mente, de mis sueños y mis recuerdos, todavía te veo tumbada en mi cama o arreglándote en mi baño.

Desayuno y pongo otra taza de café y cubiertos para dos, sonrió a la silla que tengo delante y una punzada atraviesa mi corazón.

Aún siento la arena fría mientras andamos descalzos cerca del mar; huelo la sal y el perfume de tu cuello, un dolor fantasma en el alma de mi ser.

Sonreiré siempre que te vea triunfar, aunque pulules toda mi vida como un fantasma en aquel bar donde nos conocimos y me empezaste a hablar.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s