Relato: ‘Oler pensamientos’

Lirio negro con tallo amarillo.

Diamante rojo atravesado por rayos de luz.

Un viejo marinero luchando en pleno mar contra una tormenta negra, la sal le hierve los callos provocados por el roce de los cabos.

Un perro y su dueño descansan tumbados en la cama, mientras, con la ventana de la habitación abierta levemente, escuchan la lluvia caer y las gotas impactar contra el cristal.

Una chica espera impaciente a su cita, las piernas le tiemblan y el corazón se excita, se retoca el maquillaje con miedo a que la vea.

Una golondrina bate sus alas contra el viento y las nubes grises intentando volver a su nido.

El olor y sensación de una playa en invierno, soledad y vacío.

Los primeros copos de nieve posándose sobre la cabeza de los transeúntes por las calles de Saint-Germain.

Los sentimientos que evocan un cuadro del que dudamos su maestría en un museo concurrido.

Tocar y sentir cada centímetro de un melocotón en nuestras manos.

Meter poco a poco los pies en un baño de agua caliente.

La serenidad al sentarse en una butaca de cine antes de comenzar una buena película.

El ansía y mente fría antes de escribir un texto del que te ha llegado el olor.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s