Reseña: ‘Eternal Sunshine Of The Spotless Mind’ dolorosamente real e inverosímil

La obra maestra, la única, de Michel Gondry, con uno de los mejores guionistas del siglo, Charlie Kaufman, y una de las películas de romance, drama y ciencia ficción más bellas y únicas que he visto en mi vida, que se desmarca tanto de cualquier cinta de su género y trata tan bien su trama que duele.

A través de la historia de una pareja que rompe y se borran los recuerdos de la otra persona, nos narrará como el destino las vuelve a unir de nuevo sin conocerse; a través de esto la película se cimentará sobre el pilar que a muchos nos da un tremendo miedo pensar y es que, al acabar la relación con una persona que de verdad hemos amado, por mucho tiempo que pase, sabemos que no se va a volver a repetir, y aunque el final fuera lo más doloroso del mundo, si tuviéramos una oportunidad, volveríamos a pasar lo mismo, solo para sentir lo mismo por aquella persona. Nunca se deja de amar a alguien aunque se acabe si ese amor ha sido de verdad y cristalino, y esa es la verdad, que cuando se conoce el listón queda tan alto que todo nos va a saber a poco; la naturaleza y el instinto humano de complementarse junto a otra persona, que suena triste y a la vez hermoso, una película bellísima y a la vez dolorosa que combina ambas emociones de una forma única y de forma no lineal, sentimos a la pareja y rápidamente nos sentimos identificados, tanto que desde el minuto uno ya habremos conectado con ella, esto se debe a la gran construcción de Kaufman, en dos minutos en pantalla ya ha presentado a los protagonistas con tremenda profundidad y afinidad, tiene un don para escribir personajes y tratar las emociones de forma única y cogiendo ese concepto y poniéndolo en un papel fuera del plano común, como hizo en ‘Synecdoche, New York’, una bestia que difícilmente alguien superará en el plano de las emociones.

Su reparto de lujo y al dedillo es otro gran aliciente, Kate Winslet está perfecta, transmite como una persona rota se ha sentido por fin completa con alguien, su impulsividad, dolor, aburrimiento asco, alegría, uno de sus mejores papeles, pero Jim Carrey, eso es imitar la realidad, me ha hecho llorar, me ha llegado al alma, un actor de los que mejor ha preparado sus papeles y un estudioso de la interpretación, esa relación, ese odio, esos sentimientos instintivos que se te olvida que junto a ellos dos están Mark Ruffalo, Kirsten Dunts, Elijah Woody y Tom Wilkinson, enormes actores que ayudan a crear el resto del entramado; a que su guion con unos giros oníricos, inverosímiles y a flor de piel funcionen sin caer en la salida fácil.

En este caso, la fotografía de Ellen Kuras embellece la película, la endulza, a la vez la hace siniestra a veces y le da ese toque de pequeña distopía sentimental, pero no es NADA, sin el trabajo de escenografía y dirección de arte de Ron von Blomberg un maestro en ello, algo que luego copiarán durante los años grandes directores del cine, una barbaridad de vestuario, interiores y aspecto.

En la música también se cuenta con otro genio, Jon Brion, que colabora aún más a la aproximación a la lágrima fácil, apelando lo emocional, haciendo que se nos pongan los pelos de punta, a su vez a lo desconocido y al dolor punzante en el corazón, tremendo siguiendo la línea de ‘Magnolia’.

En conclusión, una de las mejores cintas de romance y drama un deseo humano y común de volver a corregir los errores cometidos en el amor empezando desde cero, una Fe ciega y dolorosa en el destino y un sueño utópico que nunca se cumplirá, con un guion genuino y unas actuaciones para aplaudir y llorar de dolor y felicidad.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s