Reseña: ‘El Niño y la Bestia’ Mamoru Hosoda y la fuerza interna del ser humano

Mamoru Hosoda me ha vuelto a enamorar y a hacer que se me salten las lagrimas, con su historia más sencilla y a lo mejor dirigida no a un público tan maduro, pero profunda y pura, en ella nos hablará sobre un pilar fundamental de la vida, encontrar el el significado de la verdadera fuerza, no la bruta, sino la mezcla de valores para luchar día a día contra las injusticias, contra el mal y las adversidades, los valores que hacen a un hombre o mujer rectos y puros, nos habla de la familia, que no es aquella de sangre, sino que la familia son las personas que nos aman de forma incondicional, nos cuidan y nos protegen aunque eso les haga daño a veces, y de lo importante que es ver más allá de lo superficial de una persona, cada persona tiene algo bello y precioso y tenemos que tener fe en estas, confiar y ayudarlas, a veces la gente necesita esto para avanzar.

Nos cuenta la historia de un chico que se ha quedado sin madre y sin querer viajará a un mundo paralelo donde todos son bestias aunque de forma antropomórfica, donde será cuidado y criado por tres de ellas durante varios años, siendo enseñado en la pelea, pero a la vez en labores cotidianas mientras su maestro se ve envuelto en una sucesión por el “trono” de ese mundo. Divertida, preciosa, emotiva, sencilla, ligera, lo tiene todo para triunfar como película de animación.

Además se distingue del resto, sus personajes están muy construidos, muchos y con distintas personalidades, fáciles de amar, cada uno con su pequeño arco de evolución, empatizaremos rápido con su universo y querremos más, y salen del cliché de personajes de animes de malos y buenos, se encontrará también un término medio muy sorprendente para este género.

Sus puntos de giros están muy bien marcados y medidos, son inesperados y satisfacen a la evolución de la trama de forma natural y genial; a veces sientes una pequeña montaña rusa de emociones cuando el mundo humano y el de las bestias se mezclan, pues parece o tienes la ligera sensación de que esta parte aburre más, esto se debe a que no queremos ver el mundo humano y el guion nos hace querer saber más de este universo inventado; falla también en la introducción de un personaje femenino como motivación u apoyo del protagonista y como parte de su otro mundo y ser, como metáfora es genial y funciona y nos sorprende, pero se podría haber buscado otro referente no tan cliché en el anime ya que jugamos a diferenciarnos, a pesar de ello, sigue aún sorprendiendo, pues no recaerá el peso sobre este personaje sino sobre su maestro, desligándose y volviendo a la acción y diversión, así que este contra dura poco.

Takagi Masakatsu crea una banda sonora épica y de ensueño, muy buena pero es una pena que se la escuche tan por debajo, me di cuenta al legar al final y es una lástima porque es magnífica.

Su dibujo es una maravilla, adapta el estilo de Mamoru, fondos y paisajes dibujados al detalle y perfectos casi al nivel de las cintas de Makoto Shinkai, pero con personajes hechos con estilo moderno y la vieja usanza, con un detalle mejor que en las de Makoto en sus protagonistas y una fluidez y realismo brutal.

Con un doblaje increíble y emotivo al español, la cinta es una imprescindible de la animación, emotiva, divertida, llena de acción, de amor, con unos valores muy fuertes y un desarrollo de trama y personajes magníficos, he reído, se me han caído las lagrimas, y aunque me chocara el personaje femenino de apoyo y no quisiera ver más el mundo humano, resuelve sus problemas favorablemente y sorprende.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s